Trámites tras el Fallecimiento de un Familiar en España

Comparte en

Pensar en la muerte y todo lo que conlleva no es agradable. Es un tema, lleno de miedo y supersticiones que cualquier persona quiere eludir a toda costa. Sin embargo, es una realidad que, tarde o temprano, nos guste o no, toca asumir. Y la mejor forma de hacerlo es asegurar el apoyo a nuestras familias durante este suceso.

Suena a tópico, pero no por ello es menos cierto: morir no es económico. Con el dolor y la carga emocional que conlleva el fallecimiento de una persona, se suma el considerable gasto económico que puede representar para los familiares y seres queridos este trascendental momento.

¿Sabes cuáles son los tramites que debes hacer tras el fallecimiento de un familiar? ¿Cuál es la diferencia entre contar con un seguro de decesos y afrontar un fallecimiento sin estar cubierto por una póliza? Te lo contamos a continuación.

TRÁMITES BÁSICOS TRAS UN FALLECIMIENTO

Morir no resulta precisamente económico. Si sumamos los costes de la tramitación de documentos, el velatorio, el ataúd, la inhumación o incineración, las flores, el coche, esquelas, etc. El precio es elevado.

Según un estudio de la OCU, Organización de Consumidores y Usuarios, se muestra que el coste de realizar los trámites y el entierro tras la muerte de un familiar supera los 3.700 euros.

A pesar de que los seguros de decesos están para evitar los gastos económicos elevados y repentinos en momentos como estos, muchas de las personas no se decantan por esta opción. Por ende, en este apartado te contaremos los trámites y gestiones que debes realizar tras la muerte de un familiar:

Certificado Médico de Defunción

Si te enteras de que un familiar ha fallecido en el extranjero, deberás contactar a la Embajada o Consulado correspondiente al país en él que se encontraba la persona.

Este es el primer paso que debes realizar tras el fallecimiento. Es el documento que acredita la muerte de la persona y es fundamental para comenzar a realizar el servicio funerario.

Para obtenerlo, dependerá en donde ocurrió este suceso. Si el fallecimiento ocurrió en el centro médico, será el propio centro el que entregue este certificado a los familiares y además será el que gestione la inscripción al Registro Civil.

Por otro lado, si el fallecimiento se produce en el lugar de residencia o en cualquier otro lugar, los propios familiares son los encargados de llamar a un médico para que este certifique la defunción.

Esta parte es imprescindible para poder continuar con los otros trámites que debes hacer tras la muerte de tu familiar o allegado. Sin el certificado de defunción, no se podrá hacer el funeral, ni enterrar, ni mucho menos incinerar el cuerpo del fallecido.

Inscripción de la defunción en el Registro Civil

Es el medio por el que se comprueba el fallecimiento de una persona. Al obtener el certificado medico de defunción, deberás acudir dentro de las 24 horas siguientes a la muerte al Registro civil correspondiente al domicilio del fallecido, para inscribir la defunción. 

Por lo general, los agentes funerarios son los encargados de realizar esta solicitud.

Certificado de las últimas voluntades

Transcurrido 15 días hábiles del fallecimiento, se puede solicitar este certificado. Con este documento puedes saber si la persona fallecida ha dejado o no un testamento.

Obtener el testamento y la declaración de Herederos

Tras obtener el certificado de las ultimas voluntades del fallecido, los herederos deben acudir a la notaría en la que se encuentre depositado el testamento. Pueden elegir por aceptarlo o no, ya que si existen deudas estas también son heredadas.

Si, en caso que no existiera un testamento, los herederos deben acudir a un notario, para que este, haga la declaración de herederos y así mismo el reparto de la herencia.

Liquidación de impuesto

Esta liquidación debe ser gestionada en la comunidad Autónoma donde el fallecido tenía su última residencia. La liquidación de impuesto, específicamente, es el importe que se paga por recibir alguna propiedad o dinero de un familiar tras su muerte. Es un impuesto que obligatorio y que aplica en todo el territorio español.

OTROS TRÁMITES A REALIZAR TRAS UN FALLECIMIENTO

Además de tramitar los documentos antes mencionados, la muerte de un familiar conlleva a realizar otras acciones, por ejemplo, realizar el servicio funerario, en el cual, incluye el féretro, el tratamiento higiénico, estético y sanitario del difunto, una sala de tanatorio o velatorio, traslado, servicio de despedida, coste del cementerio o la incineración.

En este apartado te contamos un poco acerca de los servicios esenciales que debes tener en cuenta a la hora de organizar un servicio funerario tras la muerte de un familiar, estos precios siempre varían dependiendo de la localidad donde se vaya a efectuar dicho servicio:

Ataúd

De los servicios funerario, el féretro es el más caro. Su precio oscila los 1.500 euros. Es un precio que puede variar, dependiendo del material con el que se construye (calidad, diseño, el tipo de madera, etc.). En caso de que los familiares, deseen la cremación del fallecido, es igualmente obligatorio comprar el ataúd.

Tanatorio

Es de suma importancia encontrar un lugar cómodo donde familiares y personas allegadas puedan recibir a todos aquellos que acuden a dar el pésame y despedir al ser querido. Hay que tener en cuenta que el coste de este servicio puede varias, en función de los extras que quieras incluir en el velatorio. La OCU, afirma que el alquiler de estas instalaciones por un periodo de 24 horas, cuesta 546 euros.

Cementerio

Las tasas de un espacio para depositar los restos en caso de no poseer tumba, un nicho familiar puede costar hasta 650 euros. El precio de la lápida oscila los 500 euros, dependiendo de su diseño, materiales y demás extras. Por otra parte, la incineración del fallecido ronda a 547 euros,este costo depende de la urna elegida.

Coche fúnebre

Este servicio es imprescindible, por lo que hay que trasladar el cuerpo del fallecido entre el velatorio y el lugar del entierro, a veces no suelen estar tan cerca el uno del otro. El coste de este servicio se sitúa en los 211 euros.

Esquela y coronas funerarias

Estos gastos parecen exiguos, pero, a la hora de tramitar un entierro, es primordial tenerlos en cuenta. La esquela, oscila en los 120 euros, mediante esta podrás compartir tu pésame y, además, comunicar del lugar, fecha y la hora del sepelio. Por otro lado, el precio de una corona no supera los 100 euros, las flores son un obsequio que, tradicionalmente, se ofrece en estas situaciones como muestra de cariño hacia el fallecido.

Trámites administrativos y documentación pertinente

El certificado de defunción, el de las últimas voluntades, la inscripción de la defunción en el registro civil, y demás documento que te pedirán para realizar el entierro, conlleva al pago de tasas que pueden superar los 150 euros.

Gastos complementarios 

Estos servicios funerarios se pueden sumar diversos extras por exigencias de los familiares, como pueden ser, servicios musicales y de catering, presentaciones multimedia, etc. 

ASEGURA TU TRANQUILIDAD CON NUESTRO SEGURO DE DECESOS

Ya que sabes cuales son los tramites y cuanto cuesta un servicio funerario aproximadamente, podrás comprender por qué tantos españoles contratan un seguro de decesos. En estas situaciones tan delicadas y llenas de muchos sentimientos, es necesario la ayuda de una persona conocedora del tema y eficaz, evitando imprevistos y asumiendo todo este proceso, por un lado, los gastos del entierro y, por otro, todas las gestiones que conllevan al pasar por el fallecimiento.

Estos seguros, engloban una serie de coberturas básicas incluidas en la póliza, y ampliables mediante la contratación de las garantías opcionales, que harán que te puedas despedir de tu ser querido sin preocuparte por nada más. Además de asegurar tu tranquilidad en otras situaciones que no impliquen un fallecimiento.

Y a partir de aquí, es precisamente, donde radica la importancia del seguro de deceso. Más allá de lo meramente económico, contratar una póliza con estas características asegura tu tranquilidad, de sosiego para tu grupo familiar, evitando que tengan que encargarse de los trámites que implica un funeral, siendo este un momento tan difícil.

Desde Seguros Atocha te ayudamos a proteger lo que más te importa. Brindamos una atención personalizada, nos adaptamos a lo que necesites al momento de contratar un seguro de decesos. Si deseas informarte de nuestras diferentes pólizas, conocer y comparar que prima y garantías son las que más se ajustan a tus necesidades, puedes contactar con nosotros.

Publicaciones Similares