Trámites tras Fallecimiento fuera de España

Comparte en

La pérdida de un familiar, es un suceso que nadie quiere vivir, y aún más si se trata de un fallecimiento en el extranjero, la situación se convierte en un momento de mucha tensión y más si no pudiste acompañar a tu familiar en sus últimos momentos.

Conocer de los procedimientos y los requisitos, en relación con los fallecimientos fuera de España o de cualquier otro país, puede serte de ayuda, si un día tu o algún familiar que viaja al extranjero se ve ante una realidad como esta, y de esta manera puedas prevenir los riesgos de antemano.

Los procedimientos a llevar a cabo en estos casos en el extranjero no son precisamente ni económicos, ni sencillos, por eso es importante que cuentes con un seguro de decesos que tenga incluido garantías de este tipo, ya que puede ser de gran ayuda. El coste necesario para la repatriación que se encuentra entorno a los 6.000 €, dependiendo del país podría incrementar o disminuir un poco.

En este artículo, queremos contarte ¿Qué hacer cuando un familiar o un allegado fallece en el extranjero y tienes que traer el cadáver o sus cenizas de vuelta a España?

¿Cómo proceder si un familiar fallece en el extranjero?

Cuando fallece un ser querido, y más si es uno cercano, es posible que te quedes a cargo de los trámites administrativos necesarios para recibir el cuerpo, en un momento difícil y lleno de una alta carga emocional.

Dependerá de cada país, pero existe un procedimiento que se rige por el Reglamento de la Policía Mortuoria aprobado por Real Decreto 2263/1974 del 20 de julio.

Según las recomendaciones del Ministerio de Asuntos Exteriores lo que tienes que hacer en esta situación es:

1. Informa de lo sucedido:

Si te enteras de que un familiar ha fallecido en el extranjero, deberás contactar a la Embajada o Consulado correspondiente al país en él que se encontraba la persona.

2. Presenta los documentos que sean necesarios:

Al contactar con la entidad encargada de ese país, debes reunir y presentar ciertos documentos para el traslado de los restos mortales. Deberás presentar estos:

  • Un informe médico en donde se detalle todos los sucesos de la muerte, el certificado de cremación con su respectiva fecha y cumpliendo la normativa internacional.
  • El itinerario del vuelo en que deberá viajar los restos mortales, hasta llegar a España.
  • En este último, es el documento en donde indique en qué lugar serán depositados los restos.

3. Asistencia de la Embajada o Consulado si la necesitas:

Al morir un familiar en el extranjero, sus allegados podrán mantener contacto con la Embajada o consulado, hasta que los restos del difunto haya sido llevado de vuelta a su país de nacimiento. En ciertas ocasiones este proceso, suele ser largo y tedioso. 

La Embajada o Consulado del país donde ocurre la muerte de tu familiar, puede ayudarte a lo siguiente:

  • Proporcionarte información y aconsejarte sobre los trámites y costes relacionados con el traslado del cadáver hacia su país de nacimiento.
  • Te comunicara cuáles son las empresas que realizan este tipo de servicios.
  • La Oficina Consular y el Ministerio de Asuntos Exteriores, no sufraga los gastos de traslado del cadáver.

En Seguros Atocha estamos a tu lado en los momentos más complicados, te ofrecemos varias pólizas para poder estar cubierto en todos tus viajes.

¿Cómo solicitar el certificado de defunción en un fallecimiento en el extranjero?

Si deseas conseguir el certificado de defunción de un fallecido fuera de España, deberás inscribir el fallecimiento en el Consulado de España del país donde se haya producido el deceso, también podrás tramitarlo en el Registro Central de Madrid.

Los encargados de informar al Cónsul correspondiente a proteger los intereses económicos, administrativos y legales del extranjero fallecido, son los familiares, allegados o personas con conocimientos de la defunción, y de esta manera éste se disponga a inscribir el deceso en el Registro Civil.

Por tanto, para que este trámite se lleve a cabo debes presentar estos documentos:

            o Certificado de Defunción.

            o Tarjeta de residencia.

            o Partida de nacimiento del difunto.

            o Una declaración con todos los datos del fallecido, firmada por el declarante.

            o Documento de identidad del declarante.

Los residentes españoles que estén interesados en solicitar una certificación de difusión, podrán hacerlo directamente a este tipo de Organismos.

Aunque sea un tema muy difícil de comentar con amigos o familiares, es una manera de prevenir una situación dolorosa que desgraciadamente puede darse en el futuro.

Las pólizas de decesos de Seguros Atocha te ofrecen el servicio más completo que se adapta a tus necesidades, gestionando de forma ágil y con atención personalizada las defunciones. Queremos asegurarte a ti y a los tuyos que en esos momentos difíciles estaremos ahí, incluso cuando no sea dentro del territorio nacional. En esos sucesos infortunados e inesperados estaremos para acompañarte y brindarte el mayor apoyo posible.

Publicaciones Similares