¿A qué edad deben ir los niños al dentista?

Comparte en

Al convertirte en padre, tus hijos son tu mayor prioridad y, por lo tanto, su salud.

Una duda muy recurrente es a qué edad se debe llevar a los hijos al dentista por primera vez.  ¿Cuándo debemos llevarle al dentista? ¿Se debe esperar a que les hayan salido todos los dientes?

Los dentistas infantiles insisten, en la importancia de dar a los niños una atención dental a muy temprana edad. Si tienes niños pequeños, seguro que te lo habrás preguntado más de una vez, por eso, en este artículo queremos ayudarte a aclarar todas tus dudas.  Aunque pueda parecer un poco temprano, lo cierto es que la primera visita de un niño a la clínica dental debe darse entre la erupción de su primer diente y su primer cumpleaños.

¿En qué consiste la primera cita al dentista?

La primera visita al dentista, les hará una revisión de dientes y encías, al igual verá si existen caries producidas por el biberón, la formación de sus primeros dientes, además el profesional evaluará su mordida (para detectar posibles problemas como la mordida cruzada o abierta).

En este momento, el ortodoncista, a parte de su revisión, aconseja a los padres que es el mejor período para corregir malos hábitos e introducir desde temprano buenas prácticas de limpieza e higiene.

Sabemos que suena exagerado que la alimentación durante los primeros meses pueda provocar problemas bucales, pero se causan debido al excesivo consumo de líquidos que contienen azúcares como la leche materna o los jugos de fruta.

Por todos es conocido que ir al dentista no tiene un bajo coste por eso es recomendable tener tu Seguro de Salud Bucodental contratado, así no supondrá tanto problema cuidar de la higiene bucal.

¿Cada cuánto tiempo deben ir los niños al dentista?

Hace varios años la recomendación de los pediatras era realizar la primera revisión cuando el niño tuviera la dentadura de leche completa. Sin embargo, la presencia de caries puede ser temprana, los especialistas recomiendan que deben visitarlos por lo menos una vez al año, y de esta manera establecer medidas preventivas, ante cualquier problema dental. 

Queremos destacar los diferentes beneficios de ir al odontopediatra, comenzar con una higiene dental correcta desde una edad temprana tiene muchas ventajas:

  • Acostumbrar al niño a acudir al dentista como algo recurrente para seguir pautas correctas de higiene bucal durante toda su vida.
  • Evitar posibles caries, infecciones y complicaciones futuras.
  • Prevenir supone un gasto mucho menor en comparación con solucionar problemas futuros, los tratamientos acabarían suponiendo un gasto más elevado.

Hay que tener en cuenta la importancia  de los dientes de leche, ya que ayudan a masticar correctamente y así mantener una buena nutrición. Los niños con dientes malformados o con caries tienden a sufrir de problemas nutricionales.

Estos son fundamentales en el desarrollo del habla, para el desarrollo cognitivo, social y emocional.

Por otro lado, permiten el correcto desarrollo de los huesos maxilofaciales, guardando el espacio para los futuros dientes permanentes. Además, aseguran que salgan en la posición correcta y no se desplacen desviados.

¿Cómo quitar a tu hijo el miedo a acudir al dentista?

En un artículo de la Organización Colegial de Dentistas en España se muestra que según un encuesta nacional existe un 15% de personas que sufre odontofobia, es decir, miedo a acudir al dentista. Este miedo se agrava bastante en el caso de los niños, y sobre todo, en su primera visita al dentista.

Hay muchas personas que tienen fobia al dentista, sienten que están en peligro contante. Con solo ver los equipos con los que trabaja el especialista, les causa pánico o ansiedad, conllevando al aumento en la sensibilidad del dolor. Para prevenir el miedo al dentista de los niños, aconsejamos que sigas estas pautas:

  • Llevar al niño antes de la primera consulta, para que vaya conociendo el ambiente, así como el instrumental que utiliza.
  • Transmitir confianza y seguridad al niño en todo momento. Reiterarle lo importante que es ir al distinta.
  • Evita comentarios negativos del dentista delante del niño.

Un hábito para toda la vida

Es muy importante que, cuando los niños son pequeños, los padres les acostumbren a visitar la clínica dental regularmente. De esta forma, conseguiremos que al ser adultos adquieran el hábito de ir al dentista. No hay que olvidar que la prevención temprana es el mejor tratamiento y que de esta manera se puede evitar el desarrollo de enfermedades graves, como la periodontitis.

En Seguros Atocha contamos con nuestro Seguro de Salud Bucodental, con un amplio cuadro médico de especialistas y clínicas adecuadas para ofrecer a tus hijos el mejor tratamiento, en un entorno en el que se sienta seguro y protegido.

Si ya ha llegado el momento de realizar la primera visita al dentista de tu hijo, ¡No dudes en ponerte en contacto con nosotros!

Publicaciones Similares